Soroca plantea una pedagogía adecuada para lograr sus objetivos. Nos separamos de las pedagogías tradicionales con el convencimiento de que cada participante es el autor principal de su formación, lo invitamos a desarrollar sus potencialidades y sus sueños. Esto a través de una formación que transita cíclicamente en la reflexión y en la acción, en donde la mayor parte de nuestros talleres son experiencias vivenciales que permiten al participante construir sentido.

 

PEDAGOGÍA

METÁFORA DEL AGRICULTOR

Todas nuestras actividades de aprendizaje se orientan por cinco principios que consideramos fundamentales para una propuesta pedagógica que busca promover el desarrollo de las potencialidades de sus participantes, Los principios son: a. Libertad. No pretendemos que se aprenda lo que enseñamos. b. Igualdad. Estudiantes y profesores son una misma comunidad. c. Autonomía. Acompañar no es dar consejos. d. Creación. El aprendizaje no es entregado por el maestro, sino creado por el estudiante. e. Acción. Menos simulacros y más experiencias. La naturaleza de nuestra propuesta académica, orientada por los cinco principios, puede comprenderse asemejándola con la actividad del agricultor frente a la semilla y frente a los nutrientes necesarios para su florecimiento. Tanto en el proceso de agricultura como en este proceso de formación, se busca el despliegue de las potencialidades que se encuentran en el interior, de una semilla o de una persona. La función principal del agricultor es el cuidado de la semilla. Su labor consiste en garantizar un entorno adecuado para la conservación y el crecimiento de la semilla, más no está en función de indicarle a la semilla qué tipo de flor ha de ser, qué fruto ha de dar o hasta dónde puede crecer; la semilla cuenta en su interior con lo necesario para crecer y desarrollarse por sí misma. Es fundamental, la confianza que el agricultor tiene en la semilla. Sabe que si la semilla cuenta con un entorno adecuado, su florecimiento puede prescindir incluso de su intervención. Pero a su vez, el agricultor reconoce la importancia del cuidado. Al aventurarse a conocer la semilla, reconocerá cuáles elementos son auténticos de la flor y cuáles no, cuáles debe dejar crecer y cuáles debe cortar para favorecer el bienestar y el desarrollo de la semilla.

PROCESO DE SELECCIÓN

Este proceso está dividido en cinco fases dónde se entrevista no sólo al joven sino también a sus familiares o acudientes. Por otro lado se realizarán dos jornadas y cada una de ellas contará con un filtro. Para la realización de estas jornadas, se conformarán cuatro grupos, cada grupo estará conformado con 20 jóvenes y cinco observadores. En estas jornadas, se realizarán talleres en forma de “yincanas”, donde se pretenderá observar cuatro aspectos: 1. Trabajo en equipo. 2. Liderazgo. 3. Resolución de problemas. 4. Resolución de conflictos.
Ser para ser es una fundación sin ánimo de lucro que busca generar procesos de trasformación social y desarrollar, acompañar y fortalecer iniciativas de emprendimiento en la ciudad de Santiago de Cali. El sueño de la fundación, es lograr posicionarse en Cali como una plataforma que impulse proyectos sociales y ser punto de partida para generar diferentes dinámicas en pro de la ciudad.